Logo
Idea principal

"La energía verde no solo es una oportunidad para reducir costes, sino también para mejorar la imagen de tu empresa. ¡Apuesta por la eficiencia energética, la generación propia, la compra de energía renovable y la compensación de emisiones!"

En el entorno empresarial, la elección de contratos de luz y gas con un origen energético renovable va más allá de la simple etiqueta "verde"

Este término a menudo se utiliza prometiendo una fuente de energía más sostenible y respetuosa con el medio ambiente. Pero, ¿qué significa realmente tener un contrato "más o menos verde" y cómo afecta a la electricidad real que alimenta nuestros negocios?

Veamos las complejidades de los contratos de energía verde. También vamos a desmentir algunos conceptos erróneos comunes y a explorar las paradojas que los acompañan.

¿Qué es un contrato de energía verde?

Cuando hablamos de un contrato "más o menos verde", nos referimos al destino de lo que pagamos en nuestras facturas de electricidad a diferentes tipos de producción de energía. Un mayor porcentaje en un contrato verde significa que más dinero se destina a fuentes de energía renovable, mientras que un porcentaje menor implica una mayor contribución a la producción basada en combustibles fósiles

La electricidad no tiene un color

Contrariamente a la creencia popular, la electricidad que llega a nuestros activos inmobiliarios no tiene un "color" específico. Ya sea que tengas un contrato verde o no, la electricidad que fluye hacia tu negocio, local, oficina o vivienda es la misma que la de otras personas. La diferencia radica en dónde va tu dinero y cómo moldea el futuro de la producción de energía.

Financiando la sostenibilidad corporativa

Incluso con un contrato verde al 100%, la electricidad que alimenta tu negocio, locales o viviendas turísticas sigue siendo una mezcla de fuentes renovables y de combustibles fósiles. Si, hipotéticamente, todos los ciudadanos españoles cambiaran a contratos verdes de la noche a la mañana, el impacto inmediato en la electricidad que llega no sería completamente verde. Se necesita tiempo para que los fondos adicionales de estos contratos impulsen la producción verde y equilibren la proporción a favor de las energías renovables.

No obstante, para las corporaciones, tener un contrato "más o menos verde" da garantía del apoyo a las fuentes de energía renovable, financiando iniciativas que impulsen el desarrollo de prácticas energéticas más sostenibles y la producción verde. El verdadero poder radica en el apoyo colectivo a la energía renovable y elegir contratos verdes es un paso en la dirección correcta.

Es crucial desmentir el mito de que un contrato verde cambia el "color" inmediato de la electricidad del negocio. Comprender que es un proceso gradual, impulsado por contribuciones financieras, capacita a los consumidores para tomar decisiones informadas sobre sus opciones energéticas.

4 claves a tener en cuenta a la hora de contratar energía verde

A continuación te damos a conocer los factores más relevantes que desde Polaroo recomendamos tener en cuenta a la hora de evaluar proveedores y contratos de energía verde:

  • Sostenibilidad real: verifica que el proveedor cumpla con estándares reconocidos, con certificaciones medioambientales y normativas del sector energético. Analizar la procedencia de la energía y la inversión en proyectos renovables del proveedor son pasos necesarios para asegurar que la elección contribuya efectivamente a los objetivos de sostenibilidad de la empresa.
  • Gestión eficiente de costes: al elegir contratos de energía verde, las corporaciones deben evaluar no solo el impacto ambiental, sino también la viabilidad económica a largo plazo. 
    En ocasiones, identificamos la existencia de costes adicionales debidos a esta "etiqueta" verde. Sabemos que en principio es más cara, pero existen proveedores que sobre facturan la energía verde. Por eso, recomendamos consultar al proveedor si hay sobrecostes adicionales debido a esta etiqueta. Contratos que combinen sostenibilidad con una estructura de costos razonable son esenciales.
  • Flexibilidad contractual: la adaptabilidad a las necesidades cambiantes de la empresa es crucial. Los contratos de energía verde deben ofrecer flexibilidad en términos de duración y capacidad, permitiendo ajustes conforme a la evolución de la demanda y la expansión de los negocios.
  • Experiencia y conocimiento del mercado: contar con un proveedor con experiencia y conocimiento sólido del mercado energético es invaluable. La comprensión de tendencias, regulaciones y oportunidades en el sector asegura que la empresa esté respaldada por un socio estratégico capaz de guiarla hacia decisiones informadas y beneficios a largo plazo.

Si tienes dudas a la hora de elegir el proveedor de energía verde para tu negocio, te recomendamos contar con un gestor de electricidad especializado. Un experto en la materia sin duda puede hacerte las cosas más sencillas. Con servicios como Polaroo, por ejemplo, no solo aseguras la optimización de los contratos de energía verde, sino que también puedes tener un asesoramiento estratégico para reducir costos y maximizar la eficiencia energética en tus activos inmobiliarios.

Si ya tienes un contrato de energía verde...

Fíjate en la nota de la gráfica que va a aparecer en la factura. Observa la información relacionada con el origen de la electricidad del contrato, las notas de emisiones de CO2 y la actividad relacionada con residuos radioactivos para entender si la energía que tienes contratada es realmente "verde".

Te dejamos aquí dos ejemplos:

Factura verde Polaroo
Factura 100% verde
Factura no sostenible Polaroo
Factura menos sostenible

En conclusión, un contrato "más o menos verde" no significa la transformación inmediata de la electricidad, sino el respaldo financiero para un futuro de energía sostenible. Comprender esta distinción capacita a los consumidores para tomar decisiones conscientes con respecto al medio ambiente, contribuyendo a un mañana más verde. Mientras navegamos por las complejidades de los contratos de energía, mantengamos la mirada en el futuro y trabajemos juntos por un paisaje energético sostenible.

‍Tu gestor de Polaroo te ayuda

Desde Polaroo te vamos a animar siempre a que seas más verde y tu negocio también. Si tienes dudas acerca tu factura y el origen de tu energía, no dudes en contactar con tu gestor, ¡pregúntanos!

Si quieres conocer más sobre Polaroo y sobre las ventajas de contratar nuestro servicio, puedes consultar la página web.