Logo
Key idea

"Mejora tu flujo de caja optimizando tus procesos de cobro y reduciendo costos innecesarios. Una buena gestión financiera es clave para el éxito empresarial."

Si tienes un negocio sabrás lo importante que es tener un control sobre el flujo de caja o, lo que es lo mismo, medir los recursos de efectivo generados por tu empresa en un momento determinado.

El cashflow no es otra cosa que la diferencia entre cobros y pagos. Por lo que, como deducirás, se puede calcular como el beneficio obtenido por una empresa, sumándole las amortizaciones y las provisiones.

¿Cuál es la importancia del flujo de caja?

A través del mismo, se busca calcular las disponibilidades financieras de la empresa para identificar necesidades y conocer si tu negocio es capaz de generar el efectivo suficiente que le hagan cumplir sus compromisos de pago a corto plazo.

Una mala gestión del flujo de caja puede causar problemas que acaben en suspensión de pagos.

Estrategias para optimizar el flujo de caja

A continuación voy a mostrarte algunos tips para optimizar el cashflow de tu PYME:

Adelanta tus cobros

El primero de los principios en los que se basa una buena estrategia de optimización de nuestro flujo de caja es tratar de cobrar lo antes posible.

Para conseguir facturar antes y con mayor frecuencia, tienes que adelantar el periodo de aplazamiento de los pagos a tus clientes en la medida de lo posible.

Aplaza tus pagos

Como sabrás, la disponibilidad de efectivo no es solo una cuestión de cobros, sino también de pagos. Para que haya una estabilidad, tan importante es cobrar pronto de tus clientes, como pagar lo más tarde posible tus obligaciones.

De esta forma, contarás con una línea de crédito gratuita sin necesidad de incurrir en el coste que supone acudir a la financiación bancaria para obtener liquidez.

La mejor manera de conseguirlo es negociando unas condiciones ventajosas con tus proveedores.

Aprovecha los incentivos que se ofrecen para los pagos adelantados

Aunque te comentaba que es conveniente aplazar los pagos en la medida de lo posible, es también interesante utilizar los descuentos que ofrecen los proveedores por pago adelantado. Siempre tienes que buscar lo que es mejor para tu negocio.

Para que te hagas una idea, un 2% sobre una factura a 30 días, podría equivaler a una ganancia de un 24% anual si se invirtiera esa cantidad.

Utiliza una plataforma de gestión de gastos

Plataformas de gestión de gastos hay numerosas y no todas se dedican a lo mismo. Si lo que quieres es llevar un control del outflow de tu PYME, la plataforma de gestión de gastos de Polaroo puede ayudarte.

Gracias a ella podrás ver todos los pagos, consumos y facturas de suministros, pagarás una misma cantidad por todos tus suministros y conseguirás regularizar tu flujo de caja, además de tener la paz mental de pagar lo justo por la luz, el internet, el gas, la electricidad, etc.

Elabora un presupuesto

Parece típico, pero no siempre se lleva a la práctica.

Es muy interesante elaborar un presupuesto para conocer dónde se destinan todos los recursos de tu empresa con la finalidad de evitar gastos innecesarios o poco productivos.

Cómo evitar que el flujo de caja sea negativo

Como habrás comprobado, la gestión del flujo de caja es una variable imprescindible para sacar adelante tu negocio, pero depende de otros factores adicionales a tu propia gestión: tus proveedores, clientes…

Por ello, es muy importante que tengas controladas todas esas variables para conseguir siempre que tu flujo de caja sea positivo. Y sobre todo trabajar en todas las gestiones en las que sí tienes influencia de forma directa, además de apoyarte en herramientas que te faciliten el control del flujo de caja de tu negocio.