Logo
Key idea

"La eficiencia es fundamental para que las empresas puedan superar tiempos de crisis. Es importante optimizar los recursos, reducir costos y mejorar los procesos internos. En Polaroo, te ayudamos a lograrlo con nuestras soluciones innovadoras."

Según todos los indicadores financieros y macroeconómicos globales, estamos entrando en una crisis financiera con consecuencias indeseables para las empresas que no sepan capear la tormenta.  

Metáforas aparte, hay común acuerdo en que cualquier empresa que sirva a un mercado en crisis (insumos más caros o escasos, financiación más cara o escasa, demanda contraída, competidores más agresivos, etc) tendrá que poner foco en mejorar la eficiencia de sus operaciones. Esto suele resumirse en cómo producir más con menos (o lo mismo con menos).

Para conseguirlo, existe la típica fórmula que cualquier gestor de empresa, o de área,  tendrá que revisar. Hablo aquí de la combinación de recursos humanos, capital y tecnología.  

Por nombrar algunas opciones genéricas… hay muchos servicios que permiten externalizar ciertas tareas a un coste inferior. También habrá personas en vuestros equipos que son capaces de absorber más trabajo. Hay tecnología que simplifica la gestión operativa y la abarata. Y hay opciones de uso del capital que ofrecen mejor rendimiento en el corto plazo.

Riesgos de los ajustes  

Lo que muchas veces se pone sobre el otro lado de la balanza al estimar este tipo de decisiones es el impacto que tiene en el producto o servicio final. Me refiero a ese riesgo percibido de que - al modificar algo de la fórmula existente - esto pueda afectar a la calidad del producto o del servicio, acarreando posibles problemas con clientes o de reputación de marca, lo que a su vez anticipa una espiral de consecuencias negativas.

Desde luego, cuando el impacto en lo que resulta ser el “core” del negocio es dudoso, aquí el análisis de riesgo ha de ser pormenorizado.

Esto nos invita primero a incorporar mecanismos de escucha con los clientes y herramientas de medición que nos den visibilidad sobre el consumo de recursos y los costes generados en las distintas operaciones del negocio.

¿Qué podemos hacer?

Existen muchas operaciones internas periféricas que no dan valor extra a tu marca en el mercado, y que pueden claramente ser optimizadas para ganar productividad y/o reducir costes sin mayores riesgos.

Como alguien que ha llevado equipos de Marketing y Ventas, siempre he buscado maneras de que la tecnología y/o servicios externos puedan simplificar las gestiones del área, para que los recursos humanos del equipo puedan enfocarse en todo aquello que nos ayudaba a captar más ingresos, clientes, y a retenerlos.

En áreas de Contabilidad o Finanzas, especialmente en las que se gestionan muchos activos inmobiliarios de la empresa, hay mucho espacio para optimizar los procesos, redimensionar los equipos y hacer uso de lo que las nuevas tecnologías nos ofrecen.

Os pongo ahora de ejemplo como -después de 1 año de datos recogidos- el servicio de Polaroo para la gestión de suministros básicos de las empresas, permite reducir el tiempo dedicado a tareas manuales y repetitivas a un coste muy inferior, y liberando esos recursos para otras gestiones que aporten más valor a la compañía. (Ver tabla)