Logo
Key idea

La domótica es un mercado con un gran potencial de crecimiento. Se estima que en 2024 habrá un 20% de espacios habitables con dispositivos inteligentes conectados. La Inteligencia Artificial es la base de todos estos avances, y aportará aún más funciones y oportunidades para el uso de la domótica como forma de ahorro energético de locales y oficinas.

En España, la domótica ha estado ganando interés en los últimos años, especialmente en un contexto en el que se busca ganar eficiencia en la gestión de suministros.

La domótica es la integración de tecnología en un espacio habitable que puede implementarse en cualquier tipo de inmueble. Su objetivo es automatizar tareas y mejorar la comodidad, seguridad y eficiencia energética del espacio.

A la hora de gestionar los suministros básicos (luz, agua, gas, internet, seguros, alarmas) de un local u oficina, la domótica puede aplicarse mediante sistemas de iluminación inteligente que ajusta automáticamente la intensidad de la luz según la luz natural o a través de sistemas de climatización que regulan la temperatura de forma eficiente, además de con sistemas de gestión de energía que optimizan el consumo eléctrico. También puede incluir sistemas de seguridad como cámaras de vigilancia y control de acceso, proporcionando un entorno más seguro y productivo.

Aunque la domótica existe desde hace años, el salto que ha dado con la incorporación de la Inteligencia Artificial ha sido superior. De hecho, ya en 2019 el volumen de facturación de sistemas de control y automatización creció un 15% respecto al período anterior, con 91 millones de euros estimados.

Otro de los pilares en los que se sustenta la expansión de la domótica es en la sostenibilidad. Los sistemas inteligentes estarán diseñados para contribuir en el desarrollo sostenible y conservar el medio ambiente, fomentando espacios habitables más ecofriendly.

Se estima que  en 2024 habrá un 20% de espacios habitables con dispositivos inteligentes conectados. Esto significaría que la inversión en domótica crecería un 300% con respecto al 2020.

¿Cuánto puede ahorrar una vivienda con el uso de la domótica?

Según datos proporcionados por el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), se estimó que con la domótica implementada en un espacio habitable, el ahorro en calefacción puede llegar al 39% del consumo, 27% de agua caliente, 12% en electrodomésticos, 9% en iluminación y un 2% en aire acondicionado.

Los locales u oficinas pueden transformarse en espacios inteligentes capaces de ahorrar mucho dinero a los propietarios. La domótica y la automatización de los suministros se convierten en herramientas clave para reducir los costes del activo, con una estimación de ahorro en el consumo de hasta un 30%.

¿Qué sistemas domóticos puedo instalar en una oficina o un local?

A continuación, te contamos algunos de los sistemas domóticos que se pueden instalar y cuáles son los beneficios más potentes:

1. Sistemas de iluminación inteligente:

  • Funcionalidad: Control de la intensidad y el color de la luz, programación horaria, detección de movimiento a través de sensores, control de toldos inteligentes.
  • Beneficios potenciales: Ahorro energético significativo, ambiente personalizado para los clientes y/o trabajadores, mayor seguridad mediante la iluminación automatizada en áreas exteriores y de almacenamiento.

2. Sistemas de climatización automatizados:

  • Funcionalidad: Regulación automática de la temperatura y la ventilación, ajuste según la ocupación del local con base en la información de los diferentes termostatos ubicados en el espacio.
  • Beneficios potenciales: Reducción de los costes de energía, ambiente más cómodo para clientes y empleados, control de la calidad del aire interior.

3. Sistemas de seguridad integrados:

  • Funcionalidad: Cámaras de vigilancia conectadas a dispositivos móviles, alarmas de intrusión, control de accesos.
  • Beneficios potenciales: Protección contra robos y vandalismo, monitoreo remoto para una respuesta rápida ante emergencias, disuasión de comportamientos no deseados.

4. Gestión de inventario automatizada:

  • Funcionalidad: Sensores de inventario conectados a sistemas de gestión, alertas automáticas de reabastecimiento.
  • Beneficios potenciales: Optimización de la gestión de stock, reducción de pérdidas por falta de inventario, mejor atención al cliente al garantizar disponibilidad de productos.

Tanto en locales comerciales como en oficinas inteligentes, la implementación de sistemas domóticos ofrece una variedad de beneficios, desde el ahorro energético y la seguridad mejorada hasta un mayor confort. Estas tecnologías no solo mejoran la eficiencia operativa, sino que también aumentan el valor y la experiencia del usuario en su entorno.

Más domótica, menos consumo de suministros

La domótica ofrece soluciones inteligentes para la gestión eficiente de recursos en viviendas, oficinas y locales, lo que da lugar a una reducción significativa del consumo de agua, luz y gas, entre otros. 

La implementación de estas tecnologías no solo contribuye al ahorro de costes operativos, sino que también refuerza el compromiso con la sostenibilidad y la responsabilidad corporativa.

Consumo de agua con domótica

En primer lugar, gracias a la domótica se consigue reducir el consumo de agua con, por ejemplo, grifería inteligente. Esta solución regula el flujo de agua y detecta fugas automáticamente, reduciendo el consumo innecesario y evitando el desperdicio por fugas no detectadas. Solo el goteo de un grifo del lavabo supone un gasto de 100 l/mes de agua. Con un grifo inteligente se puede llegar a ahorrar hasta un 25% más que con un grifo monomando.

También existen los inodoros inteligentes que pueden ajustar la cantidad de agua utilizada según el tipo de desechos. 

En caso de tener plantas o un jardín, también se pueden instalar sensores de humedad o un riego automatizado. Los sensores de humedad en jardines y áreas verdes detectan la necesidad de riego y activan sistemas de riego automatizados solo cuando sea necesario, evitando el desperdicio de agua por exceso. También pueden recuperar información meteorológica y no regar si se esperan lluvias, o enviar un aviso si hay una inundación en la oficina o local.

Consumo de luz y gas con domótica

En cuanto al consumo de luz de un local u oficina, existen diferentes sistemas domóticos e inteligentes que reducirán el consumo de energía de forma considerable. 

La instalación de sistemas de iluminación LED de bajo consumo, combinados con sensores de movimiento, permite que las luces se enciendan solo cuando hay ocupación en las áreas, de modo que no quede la luz encendida en espacios desocupados.

Los sistemas de iluminación inteligente pueden programarse para ajustar automáticamente la intensidad y el color de la luz según la hora del día y la luz natural disponible, haciendo que el consumo energético de estos sistemas sea mínimo e ideal para ahorrar energía. 

Otra función muy útil es la posibilidad de desconectar circuitos eléctricos sin tocar el cuadro eléctrico. En caso de no estar presente en el local u oficina, se pueden deshabilitar ciertas partes del circuito eléctrico para no superar la potencia contratada en determinado momento. Por ejemplo, en un comercio con cámaras frigoríficas se pueden dejar encendidas las neveras pero apagar el resto de electrodomésticos y evitar su consumo en stand-by.

Por último, la climatización de un espacio habitable consume también mucha energía, ya sea gas o electricidad. Los termostatos inteligentes pueden regular la temperatura de manera eficiente, ajustando el sistema de calefacción y refrigeración según la ocupación del espacio y las preferencias de temperatura. Se pueden instalar sensores integrados en ventanas y puertas para detectar cuando están abiertas y ajustar automáticamente la climatización evitando pérdidas de calor o frío innecesarias.

También existen sistemas de control de fugas de gas que cortan el suministro de gas al espacio en el momento de la detección. Con tanto control de las instalaciones, el mantenimiento es eficaz y supone un ahorro económico.

La reducción del consumo en  las facturas de los suministros y la eficiencia empresarial

La monitorización de los consumos de un local u oficina contiene información muy importante para la gestión de un negocio, entre los datos que aporta están el patrón de consumo, los picos de demanda, las variaciones de precios, entre otros. Con toda esta información se puede optimizar la eficiencia energética a la vez que se reduce el coste de los suministros de agua, luz y gas de un local u oficina inteligentes.

En un momento en el que los precios de la energía suben y se limita su consumo (con restricciones de agua por sequía, por ejemplo), el control del consumo es la forma más eficaz de convertir un espacio habitable en un espacio eficiente energéticamente.

Si bien el coste inicial de la instalación de sistemas domóticos inteligentes puede ser significativo, es importante analizar el ahorro a largo plazo que estos sistemas pueden ofrecer.

Los ahorros en costes operativos y administrativos, como facturas de suministros reducidas, menor mantenimiento o reclamaciones, pueden compensar rápidamente la inversión inicial.

Además, es fundamental investigar posibles incentivos, ayudas o subvenciones disponibles para la instalación de sistemas domóticos. Existen incentivos económicos para fomentar la adopción de tecnologías sostenibles, como el Plan Eco Vivienda, por la Junta de Andalucía, que podría ayudar a reducir ese coste inicial y mejorar el ROI.